Una pequeña alegría…

Nunca pensé en dedicar este blog a algo más productivo que utilizarlo para, de alguna manera, ordenar las citas bibliográficas y referencias que de manera arbitraria iba encontrando por estos mundos de internet y que tenían algo que ver con mi doctorado, mi tesis y mis investigaciones posteriores (sí, hay vida después de la tesis). Pero supongo que, ya que empecé una etiqueta de vida académica, puedo seguir por ahí.

En esta semana me llevé la grata sorpresa de ver que uno de mis artículos, curiosamente el único que tengo escrito en español era citado en una publicación en internet. Me hizo ilusión porque ha sido la primera vez y llega justamente en unas circunstancias complicadas en las que me he planteado si seguir con todo esto (llevo más de diez años) o simplemente tirar ya la toalla y aceptar, tal y como me dijo mi supervisor de la tesis cuando en el doctorado le dije toda ilusionada que quería centrarme en el poema Beowulf que solo los locos se dedican al inglés antiguo, y menos aún en español. Eso me lo recalcaron bastante en el tribunal del trabajo e investigación del doctorado (no sé si con el cambio del plan de estudios eso seguirá igual o ahora lo llamarán de otra manera), que qué hacía escribiendo sobre Beowulf, sobre inglés antiguo en español.

Curiosamente, este artículo en español que mandé a un congreso virtual sobre mujeres en la historia tiene tantas visitas como uno en inglés.

Conclusión: cuando te digan que no, o te pregunten que qué haces investigando, escribiendo o dedicándote a algo que no interesa, no hagas caso, si es lo que de verdad quieres, hazlo, no importa si al final resulta que no resultó tan espectacular, tan exitoso o no te deparó lo que esperabas (becas, trabajo…) Lo importante es sacarlo de dentro y hacer algo que tenga sentido para uno mismo. Porque por mucho que te den palmadas y felicitaciones cuando haces algo que se espera que hagas porque es más común, porque está de moda o porque es un trámite a pasar para conseguir lo que se supone que hay que aspirar en esta vida, poco se equipara a la sensación de “eh, a alguien ahí, en algún lugar, a ese alguien esto que a mi me motiva y me gusta, esto que a mi me llena tanto, pues resulta que también le interesa, de alguna manera”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s